“Hoy más que nunca tengo sed de crecimiento”

0

El chileno Gaspar Muena decidió darle una oportunidad a la Universidad de Póker (Udep) y accedió a relatarnos su experiencia. “Estoy ad Portas de subir a NL50, ya con los requisitos superados. Realizaré un poco más de volumen en NL25, estudio y algunas revisiones con mi coach”, señala de entrada. “En el proceso de subida, lejos lo más difícil ha sido romper ciertos sistemas de creencias propios y de tu entorno; soportar los cachetazos de la vida, que uno como emprendedor siempre sufre un montón, pues tengo una cervecería artesanal”, agrega.

“No tengo claro si existen parámetros para definir cuando uno es pro, semi pro o amateur”, responde cuando le preguntamos si se considera profesional. “Lo único que puedo decir es que he tenido que cambiar mis hábitos de vida, desde meditar, cambiar hábitos alimenticios, estudiar más que en la universidad y adquirir una disciplina nunca antes vista en mí; supongo que eso dice algo, al menos le doy con todo”, finaliza.

¿Cuál es tu principal logro en el Póker?

Adquirir una visión, disciplina y generar cambios importantes en lo mental para triunfar en este deporte. Hace más de 12 años que juego Póker y ya en casi 2 años de Grinderchile-UdeP, me propuse romper todos los niveles de cash game partiendo de NL2 y ya estoy preparándome para entrar a NL50 en estas semanas; evidentemente se ha empezado a poner buena la cosa.

¿Juegas sólo cash o también torneos?

Solo Cash Game. En vivo juego solo con mis amigos y no sé si eso se considera Póker, pero espero incorporarme pronto a los circuitos presenciales nacionales.

¿Cómo tomaste el cierre de GrindersChile?

Siempre es complejo asumir cambios de directrices cuando el proceso va bien encaminado; sin embargo, refrescar nuevas visiones y modalidades solo nos enriquece a nosotros, he adquirido nuevas y muy buenas herramientas con el nuevo proceso.

¿Qué cambios apreciaste con Elio Montuschi como director?

Básicamente, el profe (montu) tomó la base que teníamos y comenzó a desmenuzar en particularidades cada vez más complejas nuestra estrategia. Es difícil llevarle el ritmo muchas veces, es más la primera clase que nos dio al VIP todos quedamos diciendo como “¿qué es esto?”. Es más, en una confesión de James  (Cabanilla), contó que vio esa clase como 60 veces y aun no la entiende. Yo la verdad no la volví a ver, aun no tengo el nivel.

¿Por qué decidiste continuar con Udep? ¿Qué te ha parecido esta iniciativa?

Continué en UdeP porque tengo mis metas claras y creí en este nuevo proyecto y el nuevo sistema de coaching que también nos incorpora a nosotros los más antiguos. Creo que la formación que Montu nos está dando para hacer coaching es fundamental en la formación de cada jugador; tengo la seguridad de que pronto se hablará con bombos y platillos lo que ha logrado este ejercicio.

Gaspar Muena en una mesa de Póker junto a algunos amigos.

¿Qué opinas de sumar a Leandro Zambade a la organización?

¡Fenomenal! Delpalo es un jugador que ha pasado por varias escuelas de este tipo y tiene el mismo sueño que todos. Que uno de nosotros esté dentro del staff de UdeP entrega una visión de jugador más allá del mecanismo mismo del negocio. Me parece fundamental para que todas las partes funcionen, y por lo demás, Delpa es un tipazo.

Cuéntanos sobre algunas mejoras junto a UdeP…

Básicamente el uso de softwares, tanto para jugar como para el propio estudio ha sido increíble. El profe nos entregó las herramientas para nosotros mismos autocorregirnos.

¿Este aprendizaje puede reflejarse en torneos?

Claro. Supongo que es necesario realizar ciertos ajustes en sizing y otras cosas, pero viejo, estás aprendiendo Póker, serás bueno en la mesa que te pongan.

¿Cuáles son tus próximas metas?

Las mismas: ingresé a la escuela porque quiero cumplir un sueño de hace un par de años, que es comprar un jeep wrangler e instalar una gran antena satelital (o algo así) con mi propia sala de trabajo móvil. Ingresé buscando rentabilizar 100 dólares diarios en menos de dos horas para trabajar por las mañanas o tardes noches y recorrer el mundo en el tiempo restante. Me apasiona el trekking y la alta montaña, hoy estoy alcanzando esos 100 dólares en más menos ese tiempo y veo las imperfecciones de mi juego, (¡cuanto puedo mejorar papá! ). Hoy más que nunca tengo sed de crecimiento y mi sueño está más cerca de palparlo.

¿Algo que quieras agregar?

Si, que Colombo no me corte la entrevista. (Nota de la redacción: se hizo lo posible).